domingo, 11 de noviembre de 2012



Cuando mas duele es cuando menos se espera el dolor, cuando no avisa, por que te arrasa, te atropella, como si cruzaras por unas vías de un tren y de repente apareciese, inesperado, descontrolado, dolor. Así te sientes cuando dejas tu confianza en alguien, y ese alguien, no hace mas que tirarla a la basura.
Pero, vamos a admitir realidades, en ocasiones buscamos ese dolor, porque creemos que tenemos la mínima posibilidad de que a nosotros no nos duela, que la cosa cambie, ser especiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario