sábado, 13 de octubre de 2012

Cuando has logrado que te eche de menos teniéndote, cuando los espacios vacíos son los que más espacio ocupan. Como cuando jugábamos a mordernos de todo menos la lengua y perdíamos saliva en besarnos y no en odiarnos. Como cuando dábamos todo por nada, y cuando lo que nunca te dí era lo que más me pedías y cuando lo único que pedía era estar a tu lado, pero la distancia más corta es la que más duele, cuando no logro darme cuenta de lo cerca que a veces estamos de volver a ser lo que éramos y no lo consigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario