domingo, 26 de febrero de 2012

Probablemente no nos parezcamos en nada, no tengamos nada en común ni nos gusten las mismas cosas. Puede ser que seamos polos opuestos, las dos caras de una misma moneda. Puede que no estemos hechos el uno para el otro o puede que sí. Lo único que sé es que si no nos arriesgamos no vamos a conseguir nada. Y no se tú pero yo quiero intentarlo. Puede que salga bien o puede que no, quien sabe pero al menos no podremos decir que no lo intentamos. Y sí, yo también tengo miedo a lo que pueda pasar pero en la vida hay que arriesgarse y luchar por las cosas que valen la pena y tú.. tú vales la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario