sábado, 5 de noviembre de 2011

Sabes exactamente a quién necesitas para ser feliz, pero te faltan ese par de cojones para poder reconocerlo. Si lo pensaras en frío, si no tuvieras miedo a quedarte solo, a perder, si por un momento fueras egoísta y pensaras solo en ti, ahora mismo no tendría que estar diciéndote todo esto. Que sí, que sé que tienes a alguien que te quiere esperándote, pero créeme que como no espabilesla echarás de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario