viernes, 4 de marzo de 2011


princesa, levanta la cabeza y sonríe, vamos, aun tienes la oportunidad de no romper la promesa, así que hazlo. Que ya lo sabes, que no merece la pena, ni un poco, nada de nada. Sabías que esto iba a pasar, y sé que te estabas preparando, así que demuéstramelo, demuéstrame que estás preparada. Tienes casi quince años, princesa, no puedes darlo todo por perdido a la primera de cambio. Venga, que te conozco y si pudiste una vez, ¿por qué no dos?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario