domingo, 23 de enero de 2011


Nunca le oirás decir "te quiero". Lo sabes, ella no es una chica normal y corriente. Pero en cambio tiene cosas realmente bonitas. Por ejemplo, su mirada... Sí, con sus ojos color hierba cálidamente abiertos o, si gira ligeramente la cabeza, ríe y te dice "eres idiota"... Entonces ya sabes, es tuya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario