viernes, 10 de diciembre de 2010


''Y vuelven a lo de antes. Dos personas. Ahora son extraños. Pasaron de serlo todo, a no ser nada. Quizás hoy se vean por la calle por sitios que suelen ir los dos, a lo mejor, se gritan, se pelean, puede que pasen el uno del otro con un gran esfuerzo y ni se miren, o tal vez crucen una mirada, y aparten rapidamente la vista, les duele. Cada uno tiene su propio camino, su propia vida. Él es el de antes, se le vé feliz, con una forma diferente de ver las cosas, y con ganas de seguir. Y ella, la ella de siempre, con toda una vida por delante, y mil cosas nuevas que conocer. Es cierto eso que dijo alguien una vez, que no todo es querer, está la confianza, el respeto, las ganas de seguir adelante.. y mucho más. Aunque le quieras con toda tu alma, no sirve.. y parece mentira, pero es así. De noche, ella en su habitación rodeada de recuerdos, de cartas, fotos, que aún no ha tenido el valor de tirar. Le cae una lágrima, oye un ruido extraño bajo su ventana y se duerme, con la idea de que quizás mañana no sea lo de siempre, aunque sabe que se equivoca. Él, en la calle, coches, motos, camiones, y sigue ahí, sin ningún motivo, pero no quiere irse a casa, no quiere pasar por delante de ese banco, de ese portal, y oler, el mismo olor que olía cuando ella se sentaba ahí''

No hay comentarios:

Publicar un comentario