sábado, 25 de diciembre de 2010



Hay dos formas de ser un capullo, la que nos pone a mil y la que nos hace pensar que dais pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario