martes, 19 de octubre de 2010



- Ya está, esto es lo que querías, ¿no?

- Y tú, ¿ Qué es lo que quieres?... ¿Hacerlo más difícil?

- No, Iván, no. Ya sabes lo que quiero, tu puede que me olvides, pero yo no. Ninguno de los dos podemos evitarlo, pero si olvidas nuestros besos, ¿Sabes qué? Que siempre te puedo dar otro... y siempre que se te olvidara, te volvería a dar otro más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario