lunes, 18 de octubre de 2010



Él era la inhalación y ella la exhalación. Él era quieto y silencioso y ella estallaba a su alrededor como fuegos artificiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario