sábado, 24 de julio de 2010


Contigo no existen los frenos, no soy lo bastante bueno, pero eso ya lo sé muy bien. Permite que te lo diga, esa cosa en la barriga tambien aporrea mi sien y es que pasé de ser un suicida con la mente entristecida a dar pasos de claqué, ya ves, niña esto es lo que siento, es que te llevo tan adentro que es solo rozar tu piel y es que la primera que rocé tus labios, aprendí otro abecedario, rellené tu formulario, puse la palabra amor, como decian los sabios "en el calor no hay horarios" y aunque yo soy ordinario lo digo de corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario